Herramientas digitales para periodistas: curso y anécdotas

Durante abril y mayo de este año estaré dictando en la Universidad Tecnológica Nacional este curso de herramientas digitales para periodistas.

Cuando me puse a redactar el programa, repasé mentalmente las  herramientas que me ayudan en mi tarea.
Soy un periodista free-lance, lo que significa que no tengo el respaldo de una organización a mis espaldas. Por lo tanto tengo que aprovechar al máximo todo lo que internet ofrece para bajar mis costos y mejorar mi producción. Y más de una vez estas herramientas me salvaron alguna nota.

Un ejemplo: una vez me mandaron un grupo de respuestas en una hoja de Word, en formato .docx. Nada complicado, ¿no? El problema era que yo tenía instalada en mi PC una version anterior a la del documento recibido y no podía instalar actualizaciones de ningún tipo, lo que me impedía leer lo recibido. Tampoco podía instalar el OpenOffice, software libre y gratuito que puede leer muchos formatos, porque estaba trabajando en una máquina que tenía restricciones establecidas por la gente de Sistemas. Entonces recordé a Zamzar, servicio online que convierte archivos: envié al sitio el archivo a convertir, indiqué en qué formato o versión necesitaba el archivo (.doc), y dí mi dirección de email. Al cabo de unos minutos Zamzar me envió el archivo en el formato solicitado.  Maravilloso.

Las llamadas a personajes de otro país son otro tema complicado, por el costo. La solución: Skype, que permite hablar gratis por internet. Les voy a contar algo que me pasó con Skype e internet en general, y que me convenció de la importancia de usar la web para difundir lo que hacemos:
En el 2008 entrevisté al investigador Viktor Mayer-Schoenberger para esta nota de diario Perfil, usando Skype. En ese entonces Viktor vivía en Alemania, y una llamada por telefono común me hubiera resultado muy cara. Skype fue mi salvación: empezamos hablando para conocernos mejor, y luego pasamos al reportaje en modo chat para que me quedara el registro escrito de sus respuestas. Problema resuelto.

Aunque parezca mentira, apartir de esa nota sobre el olvido en internet, varios hechos se encadenaron y nos llevaron a aparecer, a Quique Quagliano y a mí,  en el New York Times. La cosa fue así:

Perfil publica la entrevista a Mayer-Schoenberger sobre la importancia del olvido en internet.
Escribo sobre el tema en mi blog Kybernetes, dedicado a temas de alfabetización digital.
Quique, docente y amigo conocido vía internet, lee mi post y se le ocurre una gran idea: lanzar la campaña “Reinventando el olvido en internet”.
Le escribo un email a Mayer-Schoenberger avisándole de la nota y de la campaña de Enrique.
El profesor se sorprende gratamente, y pregunta si le podemos mandar una versión en inglés del logo de la campaña. Otra ciberamiga, Gabriela Sellart, se entusiasma y traduce el logo, que le envío a Viktor. Éste lo sube a su sitio mencionando la campaña, y vuelve a mencionarla tiempo después cuando sale publicado su libro “Delete”.
Finalmente el año pasado el tema despertó el interés del New York Times, que nos mencionó en este artículo. En los tiempos pre-internet, una repercusión así hubiera sido impensable.

Hay una enorme cantidad de herramientas que ayudan al periodista en su tarea, y me propongo enseñar en este curso las que me han resultado más útiles. Para decirlo en una frase, “herramientas probadas en combate”.

Los espero.

Anuncios

Acerca de Alejandro Tortolini

Docente, investigador, curioso empedernido.
Esta entrada fue publicada en capacitacion, periodismo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s