El periodismo y las denuncias que no denuncian

Acabo de ver en el noticiero de Canal 13 una nota donde se denunciaba el avance del mar sobre las playas del Municipio de la Costa, comparando la situación actual con la que se había denunciado en el 2006. Peor, mucho peor.

La nota me dejó un sabor muy amargo. Mostró -bien- una mezcla de desidias y corrupciones por parte de los políticos que hicieron oídos sordos a las denuncias de robo de arena y que siguen autorizando construcciones de balnearios que indefectiblemente serán devorados por las aguas. También  conductas de vecinos al estilo “sálvese quien pueda”, agravando la cosa cada vez más.

Pero lo que me disgustó fue que en ningún momento se personalizaron las responsabilidades: se habló de “los políticos” o “el municipio”. Y creo que esta es una grave falla: si no hacemos algo más que mostrar el fenómeno físico de la playa que desaparece, terminamos creyendo que todo se debe a una especie de maldición argentina: las cosas nos pasan por mala suerte. Como somos desafortunados, nos pasan estas cosas.

Si no querían dar nombres, por lo menos deberían haber mencionado los municipios donde se denunció robo de arena, como hizo Daniel Arias en este post.

Las cosas no son así. Tienen responsables. Y cuando el periodismo no lo deja claro, hace su trabajo a medias.

Lo mismo ocurre cuando un periodista entrevista a un funcionario para, supuestamente, interpelarlo sobre alguna obligación que no se cumple. El funcionario explica que la situación se ha corregido, anuncia el lanzamiento de una línea telefónica de denuncias, y el periodista muy conforme da por terminada la nota, con la “primicia” de la inauguración de un call center que, por supuesto, no funcionará nunca. Pero claro, nadie se toma el trabajo de verificar.

Después nos preguntamos por la crisis del periodismo.

Anuncios

Acerca de Alejandro Tortolini

Docente, investigador, curioso empedernido.
Esta entrada fue publicada en periodismo. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El periodismo y las denuncias que no denuncian

  1. Que un periodista denuncie sin dar nombres, ni de una explicación detallada de los hechos, se debe a que tiene temor a las represalias que pueda sufrir (por lo tanto debiera abandonar la profesión), o porque no se quiere comprometer con la denuncia que hace, ya sea porque carece de pruebas o único que quiere es desacreditar.
    Si inicia una entrevista sobre supuestos incumplimientos de funcionario y termina facilitándole el medio a éste para publicitar su gestión, no te quede la menor duda que en cualqueir momento los ves tomando un café juntos, al periodista y al político.

  2. Pingback: Tweets that mention El periodismo y las denuncias que no denuncian « Orbisdigitalis -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s